viernes, 16 de abril de 2010

Hojaldre de pollo.





Si, si…
Sigo viva!!
Pero como deduciréis con menos tiempo del deseado, así que eso se ha traducido en menos tiempo en la cocina, hasta el punto de que alguna pequeña queja he tenido de que ya casi no preparo cosas ricas como antes, sobe todo en lo referente a los dulces….

En fin, que a todo no se llega, pero que conste que alguna cosa por subir al blog tengo, así que permitirme que poco a poco os cuente que tengo de nuevo por subir aquí.

En esta ocasión, una cosa sencillísima y de las de quedar bien, porque para mi opinión cualquier cosa por sencilla que sea, “adornada” con hojaldre parece que es mas, no creéis?

Tenía un hojaldre de los del Lidl en el congelador desde hacía demasiado tiempo, así que con un poco de ahí, y otro de allá, pues apañamos un plato.

Ingredientes para el hojaldre:
-Lámina de hojaldre
-pechugas fileteadas muy finas
-lonchas de queso
-pate al gusto

Encendemos el horno a 190º para que se vaya calentando.

Estiramos el hojaldre y en el centro ponemos una “capa” de las pechugas, las cubrimos con las lonchas de queso y unos trocitos de pate, volvemos a cubrir con otra capa de pechugas.
Cerramos el hojaldre, y lo pintamos con huevo batido.

Al horno!

Hasta que lo veáis doradito, que en el mío suele ser unos 30 minutos.

Para acompañar, podéis improvisar una salsa de lo que os apetezca, salsa de queso, de roquefort, de mostaza, de cebolla, etc….
Aquí me disculparéis por no contaros que lleva esta de la foto, básicamente porque no me acuerdo, fue una de esas salsas de las que abres la nevera y empiezas a mezclar, jejeje…..

2 comentarios:

Toñi (picapusa) dijo...

dichosos los ojos!!! aiss que alegría me da leerte y ver estas cositas tan ricas!!

un beso grandoteeee!

Maria-safagina dijo...

gracias preciosisisima!
pero entre que tengo pocas ganas de cocina ultimamente, y las pocas ganas que tengo con esto de vigilar mas la comida, pues eso!
que todo no puede ser!

1 abrasssssote enorme!