sábado, 13 de octubre de 2012

Patatas especiadas



Unas sencillas patatas ricas, ricas….

Están inspiradas en una receta que vi hace unos años por internet de patatas gajo, pero modificadas según la disponibilidad de la despensa y según que me apeteciera en ese momento, hay veces que apetecen más exóticas, otras más picantes y otras suavecitas……

En esta ocasión las hice así.

INGREDIENTES:
-Patatas nuevas (las dejamos con la piel)
-sal
-aceite de oliva virgen extra
-especias: (todas secas y “de bote”) ajo, cúrcuma, cayena, romero y tomillo

Lavamos bien las patatas y las secamos, las partimos en gajos y las ponemos en una fuente de cristal que aguante el microondas y el horno.
Les echamos una chorrada generosa de aceite de oliva virgen extra, las salamos, y cubrimos la fuente con papel film de cocina, al que le haremos unos agujeritos con un palillo.

Ahora al micro que se cocinen y se queden blanditas, aquí depende de la potencia del micro, empezar por 5 minutos a unos 700W y probar a ver como se han cocinado, pinchar con un palillo a ver si están ya blanditas, sino, pues 3 minutos más al micro.  Tienen que estar blanditas que luego en el horno se terminan de hacer.
Cuando estén las sacamos y les quitamos el papel film.

Lo que yo hago ahora para que queden bien repartida las especies es mezclarlas todas en un pequeño bol y con esa mezcla espolvorear bien por las patatas removiéndolas con cuidado de que no se rompan para que queden todas bien cubiertas con la mezcla.
Ahora al horno a uno 180º hasta que las veáis tostaditas.

Apetitosas, verdad?

2 comentarios:

Marisa dijo...

Holaaa, me alegro de verte María! que guapísimos estais tu y tu peque en la foto de arriba, madre mía!!
Estas patatas me han encantado, especiadas y bien ricas!
Un besooo

wivith dijo...

María pero que sorpresa me acabo de llevar!.
Me alegro un montón de volver a verte por aqui ya que estaba convencida de que habías cerrado el blog!.
Estube bastante tiempo que veía que no se actualizaba tu blog y por eso me convencí de qeu habías desaparecido.
Pues nada, a volver a seguirte la huella!.

Pochoncicos.